Conoce a tu matrona

Conoce a tu matrona

jueves, 25 de junio de 2015

Primer viaje por el mundillo matronil

¡¡Hola todos!! Como habréis podido ver llevo mucho tiempo sin escribir por aquí, y es que, en contra de todo pronóstico (bueno en realidad no, era solo una idea que me había montado y hasta me la creí, que ilusa jaja) ¡no tengo tiempo para nada!. Pero a pesar de estar hasta arriba de trabajo, de cursos, de cambios para allá y para acá, lo más que puedo decir es que...¡¡esto es un alucine!! estoy flipando últimamente con la de cosas que estoy aprendiendo y con las millones que me quedan por aprender todavía. Me doy cuenta de la falta que hace y de lo útil que es tener una buena evidencia científica que avale lo que hacemos día a día, porque no solo hace que se practique una enfermería de calidad si no que unifica cuidados entre los distintos profesionales y así se evita que cada uno actúe según su propio parecer (cosa que por desgracia no siempre se cumple, siempre hay alguno/a que sigue su propio criterio sin contar con la evidencia y claro... luego pasa lo que pasa, así que con más razón debemos luchar por erradicar ese tipo de actuaciones).

Desde que empecé he podido pasar por varias áreas de la obstetricia, como son la sala de gestantes, puerperas, atención primaria, paritorio y urgencias, donde me encuentro ahora mismo. Cada una con sus cosas buenas y sus cosas malas, me han enseñado muy por encima lo bonito que es este mundo, y me han dado todavía más ganas de conocer más y llegar a desenvolverme sola algún día; parecerá una tontería pero para mi el saber tomar las decisiones oportunas para cada momento llegando a tener ese criterio que tanto hace falta a la hora de la verdad, teniendo en cuenta siempre que sea lo mejor para la paciente y que a la vez yo esté cómoda haciendo lo que hago, es muy importante. Pensándolo bien no creo que sea una tontería para nadie, más bien es algo a lo que todo profesional tiene que llegar en algún momento de su carrera. No me quiero precipitar, llegará más pronto de lo que pensamos nos dicen, pero si es cierto que no puedo evitar imaginarme ese momento sin que aparezca una sonrisilla en mi rostro.

Aunque nos queda muchísimo por aprender, ya nos van dejando "ensuciarnos las manos" como quien dice. En concreto respecto al momento del parto que es lo que más suele llamar la atención, he podido realizar dos alumbramientos, y con el poco tiempo que llevamos ya me pudo dar con un canto en los dientes, ¡he de decir que no me lo esperaba tan pronto!, aunque tampoco me voy a quejar la verdad, gracias a los magníficos R2 que están ahí para apoyarnos y enseñarnos me sentí segura con la tarea y finalmente pude hacerlo correctamente con su supervisión. A parte de ello nos han permitido extraer los gases del cordón, hacer alguna protección del periné en el expulsivo, coger a los recién nacidos tras las cesáreas, cuidados de las mamás después del parto o de la cesárea, cuidados del recién nacido, participamos en las inducciones, en las urgencias... y como eso bastantes cosas, ¡que contentos estamos!. Si tengo que confesar por otro lado que tengo cierto agobio con los tactos vaginales, sabía que no iba a ser tarea fácil pero...¡no pensaba que iba a ser tanto!. Se que todavía me queda muchísima práctica para poder dar con la técnica adecuada y saber diferenciar que estoy tocando realmente, pero... es cuestión de mi impaciencia nata jeje espero contaros no muy tarde que ya voy dando con la tecla.

En definitiva solo puedo decir que estoy muy contenta por la decisión que tomé, y que si os gusta este mundillo, no dejéis de luchar por conseguir vivir todo esto. Es precioso, es motivador, y te llena de alegría prácticamente todo el tiempo, solo por eso ¡todo lo que tengáis que pasar merece la pena!, así que no abandonéis este camino, de verdad que no os arrepentiréis.

PD: si mis múltiples tareas diarias me dejan os contaré por aquí algunos casos en más profundidad, ¡cruzo los dedos!

Sed muy felices y no dejéis de soñar.

Un abrazo :)