Conoce a tu matrona

Conoce a tu matrona

martes, 3 de marzo de 2015

El primer día de tu vida como residente

Esta noche como sabéis, han salido al fin los números de orden de los EIR presentados, y yo no puedo estar más contenta con mi resultado final, soy la número 6, ¡como que es mi número favorito! :D Que de sensaciones tan variadas estamos viviendo ya, no me quiero ni imaginar las que nos quedan por vivir. Vivo en mi montaña rusa de sentimientos desde que pasó el día 31, pero aún más desde que el ministerio lanzó el pasado medio día la posición de los 10 primeros. Yo no lo había visto pero una amiga me lo mandó, al ver que yo aparecía ahí pude sentir al fin ese alivio del que hablan al saber que ya estás dentro, que una plaza es tuya. Por un lado está la felicidad de saber que vas a emprender el camino de enfermera especialista, de vivir una experiencia nueva, en un sitio nuevo, gente nueva...por otro está el miedo a lo desconocido, a ¿sabré hacerlo?, ¿qué pasará después?, ¿como será la unidad?... pero lo cierto es que llegado el momento todos sabremos sacar las castañas del fuego, y también es conocido que la mayoría de las preocupaciones que tenemos en la cabeza no llegan a ocurrir nunca, por lo que unidos vamos a espantar a ese pajarraco que revolotea para darnos la lata y a olvidarnos de los afanes, ¡que hay que disfrutar de todos los momentos! :)

Creo que vamos a necesitar unos diitas para ser capaces de digerir tanto cambio, tantas cosas nuevas por vivir, por aprender, por disfrutar, y también por sufrir...pero siempre para volver a levantarnos sabiendo un poco más que antes; es el momento de vivir y aprovechar esta nueva etapa que ya tocamos no con la punta de los dedos, si no con la palma entera ya, notamos hasta de qué fibra está hecha, y ¡que suave es!.

Tengo que dar mi más sincera enhorabuena a todos aquellos compañeros que lo han conseguido, mejor o peor se han hecho un huequito entre las escasas plazas y ahí están, y darán el callo como el que más disfrutando de la especialidad que quieran o puedan escoger. Sea cual sea de todas se aprenderá, y espero que todos nos acabemos enamorando un poquito más de la enfermería y de todos los rincones que aún le queda por mostrarnos. El esfuerzo tan grande que hay que hacer para formarnos tal y como nos merecemos, como debemos, compensa con creces todo lo que llegaremos a aprender, estoy segura. ¡Qué alegría da saber que será así!.

Me gustaría dedicar también un pequeño espacio para aquella mayoría que no ha conseguido el sueño que se había ido labrando poco a poco, lo siento de corazón y tengo mis mejores deseos para todos vosotros. Recordad, que el que no arriesga no gana, y que ya sois todos unos campeones por haber llegado a donde lo habéis hecho. Los sueños hay que perseguirlos, y como decían en la famosa película "Hazlo, o no lo hagas, pero no lo intentes", y vosotros lo habéis hecho, si señor. ¡Ahora arriba y a seguir luchando! Os esperan muchas aventuras, y si queréis que la vuestra sea llegar a ser residentes no desmayéis, porque la perseverancia es la base del éxito. ¡Mucho ánimo chic@s! ^^

Me despido con una fotito que me recuerda todo lo que he luchado por llegar hasta aquí, ¡¡gracias a Dios y a todo el esfuerzo puedo decir a viva voz que ya soy R1!!


Mi pequeño desastre estudiantil

No hay comentarios:

Publicar un comentario