Conoce a tu matrona

Conoce a tu matrona

martes, 22 de septiembre de 2015

Atención primaria, la línea de partida

¡Hola a todos!

Tras mi paso por la consulta de matrona en el centro de salud, he pensado que debía de hacer una merecida entrada a esta maravillosa parte de nuestro trabajo. Atención primaria, el centro de salud... aquello que algunos erróneamente tienen como el "cuando trabaje allí voy a descansar", "iré cuando sea más mayor para no hacer nada", es y debería ser justo todo lo contrario. Aquí radica que la población llegue a tener un buen nivel de salud o no, sobre este nivel de atención recae una gran responsabilidad, más de lo que muchos podemos pensar (si no que se lo digan a nuestros compañeros residentes de familiar y comunitaria). Si llegamos a ser conscientes de todo ello, podremos darle la importancia que realmente merece este primer escalón sanitario. Sin él, y si nos referimos al campo de la matronería concrétamente, de nada serviría tener solo hospitales, de poco serviría tener un buen paritorio si la mujer no ha sido llevada previamente por su matrona referente en el centro de salud, poco o nada conocerá esa persona sobre si los cambios que se están produciendo son normales o no, no conocerá las alternativas que puede elegir a la hora de su parto, no sabrá el poder que deben tener sobre este, no sabrán llevar a cabo la lactancia materna de forma correcta, puede que ni conozcan los beneficios de esta, no manejarán bien el cuidado de sus futuros hijos, no llevarán control alimenticio, ni de peso, ni de tensión arterial, ni de las analíticas según la semana gestacional teniendo en cuenta los riesgos obstétricos... en definitiva, darán a luz, puede que si, pero no existirá un control , no tendrán las herramientas necesarias para empoderarse y tomar buenas decisiones, pero sobre todo, faltará un elemento esencial a la hora de poder disfrutar y sentir esta bonita etapa de sus vidas, la autoconfianza y la seguridad; sin información y sin ese apoyo, difícilmente aparecerá.

Personalmente me parece bastante grave que esta situación se esté dando en tantos puntos de España. La carencia de matronas, especialmente en los centros de salud, es bestial, y ¿qué hay de la salud de esas gestantes y sus bebés? ¿tan poco importante es para este sistema sanitario traer personas sanas, tener a unos padres con conocimientos y capacidad no solo para decidir, si no para tomar decisiones que protejan su salud y la de los suyos?... no creo que a estas alturas jugar con la prevención y la promoción de la salud de aquellos que serán el futuro sea lo más acertado, ética, moral y "sanitariamente" hablando. 

Es un hecho que en aquellos centros en los que existe la figura de la matrona hay una satisfacción mucho más alta en las embarazadas que en aquellos en los que no hay. Solo hay que escuchar la opinión de una de ellas y sus parejas cuando acuden a la primera consulta de control de embarazo y ven todo aquello que ni se imaginaban que se le podía ofrecer, cuando empieza a comprender que está viviendo un proceso fisiológico que puede controlar y comprender, y que sobre todo esto, tiene a una persona especializada sobre la que apoyarse, a quien acudir cada vez que lo necesite. La diferencia puede ser abismal entre la atención al embarazo que otro personal sanitario puede dar y la de una matrona, no por menospreciar ni mucho menos el trabajo de los demás, si no porque el trabajo que hace una matrona es por y para la mujer, en todas sus etapas y facetas (ojo, ¡no solo en el embarazo!); este no es comparable ni sustituible por más que así algunos quieran pensar.

En definitiva, más personal especializado, más trabajo, más reconocimiento y más atención de calidad, para esta y para todas las demás especialidades (sin entrar a otras categorías y profesiones, que también lo merecen, ¡pero si no no acabaríamos hoy!). Todo esto, como siempre, no es más que una opinión pura y simplemente personal que ojalá más de uno/a comparta, y que hoy, necesitaba compartir con todos vosotros.

Un abrazo a todos, y sed felices :)




jueves, 6 de agosto de 2015

Una nueva vida en tus brazos


Hola a todos amigos. Como se puede prever, la cosa hoy va sobre el parto, en especial sobre ese momento cúlmine en el que la mujer rompe ese lazo físico estrecho que le une a su bebé, y donde tú, como residente de matrona como es mi caso, estallas de emoción por poder estar presente en dicho momento, y sobre todo, por poder asistir, ayudar, acompañar, colaborar... y todos aquellos verbos maravillosos que podamos encontrar, a que esa nueva vida llegue a este mundo, a que respire y vea por primera vez a su mamá.

Nunca tuve claro lo que quería hacer en mi vida, no he sido una chica de proyectos claros, pero ahora me doy cuenta de que todo me ha llevado hasta aquí por algo, y es que soy feliz y preveo que seré muy feliz dedicándome a esta profesión. Me encanta la enfermería y todas sus facetas, pero la obstetricia, sin ser algo que yo desease con todas mis ganas desde el comienzo como le pasa a mucha gente, ha sido todo un descubrimiento para mi, y 95% positivo podría decirse (reservamos ese 5% como margen para todas aquellos aspectos a mejorar en los que tenemos que seguir trabajando y avanzando, tratando de ser realista, y puede que no llegando a serlo jeje). ¡Me encanta este mundo!, unir el amor por la enfermería con el amor a la vida, da el mejor resultado que podría esperar, y ese es tener la oportunidad de poder llegar a ser matrona, acompañar a las mujeres en los momentos más felices de su vida y en los a veces, no tan fáciles, pero en definitiva, dedicarte por completo a la mujer. Doy millones de gracias por esta oportunidad.

Sin haber rotado todavía por paritorio, en cada una de las guardias que he realizado hasta ahora allí, he podido observar y realizar cada vez más tareas. Poco a poco van ganando confianza en ti, hasta tú vas confiando más en lo que haces y lo que piensas, van viendo que estás atenta, que aprendes sobre lo que te dicen, que te informas, que te formas... y eso se siente en el trabajo, se crea un buen ambiente de colaboración, llega un momento en el que te ves capaz de tomar alguna decisión (aunque todavía tengas que consultar todo antes de hacerlo, ¡mucho ojo!), pero esto es algo bajo mi punto de vista y de cualquier forma, fantástico. Entre otras muchas cosas, ya he tenido la oportunidad de asistir un parto (hasta el momento acompañada y siendo dirigida), de principio a fin. No todo es de color de rosa, es algo que debemos tener claro al entrar aquí, hay momentos más duros, momentos en los que la paciencia debe reinar, otros en los que la sensatez, la cordura, la tranquilidad, el sosiego, momentos donde debemos transmitir más que hablar, otros en los que la palabra manda, una información correcta y cercana, el acompañamiento... pero todo en su estilo es precioso, de todo se aprende, con todo se puede disfrutar. Ha sido muy especial para mi, sentir como mis brazos acogen por primera vez a una nueva vida, entregársela a su madre, ver cómo el núcleo familiar se forma, las emociones a flor de piel, risas, llantos, alegría... todo un arcoíris de sensaciones que estoy deseando volver a repetir. ¡Si, me encanta y disfruto con ello!.

Para terminar, me gustaría animar a todas aquellas personas que desean con todas sus fuerzas tener la misma oportunidad que yo, pero también a aquellas personas que, aunque todavía no lo sepan, luchan por esta plaza que les acabará llenando y haciendo felices. Animo a todos aquellos que luchan por su sueño, que no abandonan, que mantienen las fuerzas pese a las circunstancias, a los que abandonan pero sacan fuerzas para levantarse y continuar, y a todos aquellos que en definitiva van a encontrar su futuro en esto tras su esfuerzo. Hablo de la obstetricia y la ginecología en mi caso, pero este ejemplo se puede extrapolar a cualquier especialidad, a cualquier sueño profesional, sed constantes y luchadores, porque afortunadamente, no hay prácticamente nada imposible en esta vida.

¡¡Abrazos para todos!! y hasta la próxima :)







jueves, 25 de junio de 2015

Primer viaje por el mundillo matronil

¡¡Hola todos!! Como habréis podido ver llevo mucho tiempo sin escribir por aquí, y es que, en contra de todo pronóstico (bueno en realidad no, era solo una idea que me había montado y hasta me la creí, que ilusa jaja) ¡no tengo tiempo para nada!. Pero a pesar de estar hasta arriba de trabajo, de cursos, de cambios para allá y para acá, lo más que puedo decir es que...¡¡esto es un alucine!! estoy flipando últimamente con la de cosas que estoy aprendiendo y con las millones que me quedan por aprender todavía. Me doy cuenta de la falta que hace y de lo útil que es tener una buena evidencia científica que avale lo que hacemos día a día, porque no solo hace que se practique una enfermería de calidad si no que unifica cuidados entre los distintos profesionales y así se evita que cada uno actúe según su propio parecer (cosa que por desgracia no siempre se cumple, siempre hay alguno/a que sigue su propio criterio sin contar con la evidencia y claro... luego pasa lo que pasa, así que con más razón debemos luchar por erradicar ese tipo de actuaciones).

Desde que empecé he podido pasar por varias áreas de la obstetricia, como son la sala de gestantes, puerperas, atención primaria, paritorio y urgencias, donde me encuentro ahora mismo. Cada una con sus cosas buenas y sus cosas malas, me han enseñado muy por encima lo bonito que es este mundo, y me han dado todavía más ganas de conocer más y llegar a desenvolverme sola algún día; parecerá una tontería pero para mi el saber tomar las decisiones oportunas para cada momento llegando a tener ese criterio que tanto hace falta a la hora de la verdad, teniendo en cuenta siempre que sea lo mejor para la paciente y que a la vez yo esté cómoda haciendo lo que hago, es muy importante. Pensándolo bien no creo que sea una tontería para nadie, más bien es algo a lo que todo profesional tiene que llegar en algún momento de su carrera. No me quiero precipitar, llegará más pronto de lo que pensamos nos dicen, pero si es cierto que no puedo evitar imaginarme ese momento sin que aparezca una sonrisilla en mi rostro.

Aunque nos queda muchísimo por aprender, ya nos van dejando "ensuciarnos las manos" como quien dice. En concreto respecto al momento del parto que es lo que más suele llamar la atención, he podido realizar dos alumbramientos, y con el poco tiempo que llevamos ya me pudo dar con un canto en los dientes, ¡he de decir que no me lo esperaba tan pronto!, aunque tampoco me voy a quejar la verdad, gracias a los magníficos R2 que están ahí para apoyarnos y enseñarnos me sentí segura con la tarea y finalmente pude hacerlo correctamente con su supervisión. A parte de ello nos han permitido extraer los gases del cordón, hacer alguna protección del periné en el expulsivo, coger a los recién nacidos tras las cesáreas, cuidados de las mamás después del parto o de la cesárea, cuidados del recién nacido, participamos en las inducciones, en las urgencias... y como eso bastantes cosas, ¡que contentos estamos!. Si tengo que confesar por otro lado que tengo cierto agobio con los tactos vaginales, sabía que no iba a ser tarea fácil pero...¡no pensaba que iba a ser tanto!. Se que todavía me queda muchísima práctica para poder dar con la técnica adecuada y saber diferenciar que estoy tocando realmente, pero... es cuestión de mi impaciencia nata jeje espero contaros no muy tarde que ya voy dando con la tecla.

En definitiva solo puedo decir que estoy muy contenta por la decisión que tomé, y que si os gusta este mundillo, no dejéis de luchar por conseguir vivir todo esto. Es precioso, es motivador, y te llena de alegría prácticamente todo el tiempo, solo por eso ¡todo lo que tengáis que pasar merece la pena!, así que no abandonéis este camino, de verdad que no os arrepentiréis.

PD: si mis múltiples tareas diarias me dejan os contaré por aquí algunos casos en más profundidad, ¡cruzo los dedos!

Sed muy felices y no dejéis de soñar.

Un abrazo :)



jueves, 21 de mayo de 2015

Mi primer día

Parecía que este día no iba a llegar nunca, parecía que el calendario no quería que mayo apareciese... que largos se hacen a veces estos meses, y ahora es un poco irónico pero, ¡me da la impresión de que todo va a pasar demasiado deprisa! que dos años no son nada para todo lo que me queda por aprender (sinceramente, creo que si la especialidad durara más, ¡mejor preparados saldríamos aún!). Supongo que es normal sentirse abrumados con tanto sitio nuevo, personas nuevas, taaanto por conocer...pero es una sensación buena al mismo tiempo. Me gusta pensar que voy a estar compartiendo vestuarios, pasillos, salas, paritorios...con gente en la que me tendré que apoyar y que se apoyarán en mi en más de una ocasión. Me gusta saber que muchas cosas que ahora me parecen imposibles de hacer, en dos años probablemente las sepa llevar a cabo por mi misma. Me encanta pensar que a pesar de los días malos que aparezcan, voy a tener muchos días buenos que compensen con creces todos los demás. Es increíble estar viviendo esto, y no me gustaría que ningún detalle se me escapara, quiero disfrutar hasta del más mínimo :)

El hecho de tener un contrato de trabajo como residente ya es para mi como...WOW, ¡lo conseguí!. Sentirme una más de ellos y dejar de ser una estudiante en prácticas (a pesar de que volveré a ser como una estudiante más en muchas ocasiones), ese sentimiento. Ya es distinto, se palpa en el ambiente un aire de compañerismo diferente al que sentía antes durante mis estudios. Y tengo que confesar que me encanta. Son todos y cada uno de los detalles los que creo que van a hacer de esto un sueño, y no uno cualquiera, ¡si no un sueño de los que se cumplen!.

Serán solo dos años, pero qué dos años...

¡A aprovecharlos se ha dicho! Mañana más, ¡y mejor! :)





martes, 19 de mayo de 2015

Reflexiones de media noche

Sentimental me hallo frente al ordenador, a un día y poco de firmar el contrato que me permitirá estar en el hospital que me acompañará estos próximos 2 años.Ya en mi nuevo hogar, le doy vueltas a la cabeza y me vienen muchos momentos, buenos y no tan buenos, sobre el proceso de llegar hasta aquí, la que es ahora mi nueva ciudad adoptiva.

Puedo pensar en si he escogido bien el destino, si seré feliz aquí, ¿aprenderé lo suficiente?...pero se que es inútil pensar en ello, porque solo con el tiempo lo descubriré y la decisión igualmente es irreversible. Eso me lleva a darle vueltas a otra cuestión, ¿por qué pasar media vida pensando en lo que vendrá, cuando la mayoría de los malos augurios que planteamos no llegan a ocurrir? (ganas de castigarse a lo tonto eh...). Pues sí, así somos los seres humanos. Menos mal que todavía nos queda algo de intelecto que usar de forma correcta para darnos cuenta de esto, e intentar llevar los pensamientos hacia otro camino.

Si ya estoy aquí y no hay nada por el momento que pueda cambiarlo...¿qué más da lo que yo piense que pueda pasar?. Dejar de pensar en lo negativo es tarea difícil pero necesaria para poder disfrutar plenamente de los momentos. Pienso que nos podemos estar perdiendo vivencias preciosas por culpa de pensar solo en lo negativo de las cosas, en todo lo que puede ocurrir mal de cualquier asunto, y en lo que en definitiva nos destruye más que hacernos luchar por salvar las situaciones, aprender de ellas y seguir hacia delante con una sonrisa. Caminar con esa maravillosa sonrisa en el rostro.

Quizás esta entrada no sea muy enfermera, y quizás tampoco sea muy científica, pero si que es crítica, hacia nosotros mismos. Tampoco viene mal de vez en cuando, ¿verdad?.

Ahora solo queda seguir este camino que poco a poco se dibuja, a veces se ve borroso, otras bien luminoso, pero en definitiva, un camino que seguro que será increíble. Lo será especialmente si dejamos con paciencia que todo vaya tomando su forma, a su tiempo y sin desviaciones intencionadas, solo así disfrutaremos de todos sus matices y colores.

Disfrutar de todo esto...es un sueño. Tenemos demasiado tiempo para despertar de los sueños, y muy poco para formarlos, ahora pues, ¡soñemos!

Un abrazo amigos, hasta la próxima, donde ya seré oficial y con papeles, una residente más.

¡Que seáis felices! :)

miércoles, 29 de abril de 2015

Que nervios, que nervios... ^^

¡Holaaa chicos! ¿Qué tal estamos? Yo a estas fechas, a un día de que Mayo se asome por el calendario, puedo decir que estoy empezando a notar como los nervios van creciendo cada vez más, ¡que poquito quedaaa!. Ya os dije que escogí obstétrico-ginecológica en Granada al final, y siendo de una ciudad de Cádiz pues tengo un caminito que recorrer, una mudanza que hacer (aunque pretendo llevar pocas cosas, a ver si lo consigo jaja) y muchos cambios que me esperan. ¡Os tendré al día!

Tengo muchas ganas de empezar ya a vivir esta aventura, de ver lo que me espera en estos próximos dos años, pero a la vez tengo un "no se qué" dentro que hace que me de un poco de miedo, o más bien respeto todo lo que se avecina. Supongo que es normal, tanto cambio... crea revuelo hasta en el más tranquilo del mundo jeje, y más a mi que soy un manojo de nervios aunque no lo parezca (como se dice por el sur jaja). Se que si he llegado hasta aquí, es por que algo muy grande me espera, y aunque vengan momentos malos también, se que todos son necesarios para aprender y para sacar al final, quizás, una de las mejores experiencias de mi vida; ¡solo puedo dar las gracias por todo esto que estoy viviendo y me queda por vivir!.

Pronto empezaré a tener experiencias matroniles, y por supuesto iré buscando mis huecos para contaros todo, que se que a más de uno/a que quiera llegar a ser especialista de esta rama, les será de motivación para conseguir este sueño que actualmente, estoy a punto de comenzar :).

Aprovechad que esta entrada es cortita, que dentro de nada no se si seré capaz de escribir tan poco, ¡que me enrollo lo más grande con cada cosa de nada! jeje.

Mucho ánimo a todos con las tareas que tenéis entre mano, con perseverancia, esfuerzo y motivación, se consiguen muchííísimas más cosas de las que nos imaginamos. ¡Sed felices amigos! Un abrazo y hasta la próxima entrada :)



viernes, 17 de abril de 2015

¡ Acto de asignación de plazas EIR 2015 !

¡Hoooola a todos de nuevo! Tras estar un poco desaparecida, vuelvo con el evento enfermeril más sonado de la semana, ¡¡la elección de plazas EIR 2015!!. Os voy a contar como ha sido mi paso por Madrid y qué tal lo hemos vivido.

Para empezar decir que es la primera vez que he estado en Madrid, por lo que ya solo eso me ha hecho mucha ilusión, y si a eso le unimos que al fin he estado frente a ese ministerio pulsando la tecla tan soñada, ¡ya os podéis imaginar!, ¡ha sido todo estupendo! este lunes sin lugar a dudas, ha sido uno de los días más especiales que voy a recordar. Por cierto, el ministerio es tan grande e imponente como cuentan, ¡gran edificio que me dio hasta respeto!. 

Estábamos citados en la puerta (por la lateral, ¡la salida si es por la puerta grande! jeje) a las 8.45 h. los de mi turno, pero hasta las 9 y pico no empezamos a entrar en la sala. Muchos estábamos desde un rato antes metidos en la antesala esperando el momento de la llamada para entrar; se palpaba en el ambiente la tensión, la ilusión, el miedo y las ganas de todos y cada uno de ellos de acabar con la incertidumbre y disfrutar 100% del destino que les deparaba dentro de muy poquito tiempo. Papeles arriba y abajo, sonrisas, documentos de identificación preparados... todo listo para el gran momento. Al fin empezaron a anunciar nuestros nombres para que fuésemos pasando por unas mesas a recoger nuestras credenciales donde se indicaban nuestros datos y número de orden junto con unas hojas donde aparecen todas las plazas ofertadas. Justo después nos pusieron una pegatina azul identificadora que nos teníamos que pegar en un lugar visible y nos llevaron hacia la sala que tantas veces hemos podido ver en fotos colgadas en internet, y si, es tal y como nos dicen, un salón de actos donde en el fondo podemos ver una mesa redonda con ordenadores, y arriba la pantalla donde aparecen los destinos que cada uno escoge, ¡qué emoción verse allí por fin! parecía que ese momento nunca iba a llegar, que largo se hace a veces el post-EIR... Una vez todos sentados, una mujer "muy agradable" nos comenta las reglas que tenemos que seguir mientras estemos allí y a continuación un señor nos habla acerca de la residencia, de algún documento que tenemos que descargar, y otros temas relacionados con la elección. 

Ahora si que si, llega el momento de la verdad, nos llaman de 10 en 10 para que vayamos subiendo a la mesa redonda, quien quiera puede consultar cualquier duda y quien no, se va directo a los ordenadores del final, donde decimos nuestro nombre y número de orden, y luego hospital, ciudad y especialidad deseada; tras confirmar que todo esté correcto, nosotros mismos somos los que pulsamos el enter (porque según dicen, ¡la última decisión es nuestra!). Desde que estamos sentados, ya se van notando los nervios, cada vez nos vemos más cerca del momento tan esperado, pero es que en especial al estar frente al ordenador donde te preguntan donde te vas, es como ¡espera, que no se ni como me llamo!, ¿lo habré dicho todo bien? (y eso que yo no debería estar nerviosa porque me quitaran la plaza que yo quería, pero no importa, ¡es la emoción del momento, al fin estás allí!). Justo después de darle al enter, al menos con los 10 primeros, escuchábamos a toda la sala aplaudiendo la elección, que bonito recordarlo... Imagino que no se seguiría el mismo procedimiento con los 981 que han llegado a elegir, si no se haría un poco pesado jeje.

A la hora de salir, ¡pasamos por fin por la puerta grande!. Desde bien temprano podíamos ver fuera a familiares, amigos, cámaras...todos esperando nuestra salida triunfal. Todos con cara de felicidad, de emoción. Qué bonito recordarlo... :)

Al salir me abracé a mi novio, y no se decir si estaba más nerviosa antes o justo en ese momento, no me podía creer que al final fuese a hacer enfermería obstétrico-ginecológica ¡y en Granada!. Soy de una ciudad de Cádiz por lo que para mi va a suponer un desplazamiento, búsqueda de piso, viajes...pero no me importa. Muchos creen que estoy un poco loca por tomar esta decisión, pero yo se que a pesar de algunas dificultades va a ser un gran año, voy a poner todo de mi parte para aprender todo lo posible y se que voy a ganar en independencia, que creo que es un paso fundamental para toda persona. Desde luego, os iré contando mi experiencia, en todo, porque todo va a ser una experiencia nueva jeje.

El día no había acabado ahí, porque en la salida como bien he dicho nos esperaban las cámaras, y como no...¡me cogieron para hacerme una entrevista!. Con lo nerviosa que soy, os podéis imaginar lo tonta que me veo hablando frente a una cámara. Para colmo, más tarde tenía que hablar delante de un montón de gente y hacer otra entrevista en la sede de la academia en la que me he preparado, así que los nervios no terminaban de irse de mi, ¡en ocasiones desearía ser de otra forma!, pero entonces quizás no tendría ese gusanillo que después se recuerda con tanta ilusión.

¡Y fin!. Se acabaron las ceremonias, ahora solo quedaba disfrutar de Madrid, echar muchas fotos, hacer sufrir a los pies con largas caminatas... y todo lo que se suele hacer en un viaje. Todo maravilloso si no fuera por el percance que sufrí ese mismo día. ¿Sabéis de esas veces que llevas tantas cosas encima que ya no te das ni cuenta de cuando te falta una?, pues si amigos, me faltaba una, y no una cualquiera...¡¡la carpeta con la credencial de la plaza!!. Ni os imagináis la cara que se me quedó cuando vi que no la tenía encima... no era capaz de recordar donde la había dejado, no me entraba en la cabeza el habérmela dejado por ahí sin darme cuenta, que mal rato... menos mal que cuando llamé a la sede de la academia la buscaron y vieron que seguía allí, ni siquiera me la había llevado. Me llegan a decir que no la encuentran y el infarto es asegurado. Algo me tenía que pasar, si no no soy yo...jajaja.

Dicho esto, termino el post mandándoos mucha alegría desde aquí, mucho mucho ánimo y muchos abrazos, en especial a los campeones que están en el proceso de sentir lo mismo que he sentido yo estos días; el camino es largo y duro a veces, pero merece la pena, no apartéis de la mente nunca la gran recompensa que os vais a llevar.

¡¡Hasta pronto amigos!! Sed muy felices :)





miércoles, 25 de marzo de 2015

¡Elección de plazas! Allá vamos, Madrid :D

¡Hooola chicos! Después de haber estado un poco desaparecida, vengo a deciros que ¡por fin han salido los números de orden finales!. Solo han habido algunos sustillos, dos o tres plazas arriba o abajo en general así que la cosa no se ha movido demasiado. Parecía que nunca iba a llegar este día ¿eh? jaja por fin, podemos decir que tenemos una cita con Don Ministerio, ¡y tenemos día, hora y lugar exacto!. Va a ser una aventura muy bonita, aunque ahora puede que muchos estemos entre la espada y la pared pensando qué elegir (y más todavía los que están en números peligrosos, pobrecillos, ¡mucho ánimo que vayáis donde vayáis tendréis una especialidad y una bonita experiencia seguro!), tenemos que disfrutar de nuestro paso por esa preciosa ciudad, de ver aquel edificio que tan imponente dicen que es, entrar para darle a nuestro INTRO y al fin salir por la puerta grande con nuestra plaza debajo del brazo :).

¡Qué emoción!. Me emociona no solo saber que yo voy a estar allí si no el saber que hay muchas más personas, algunas que llevan más de uno y de dos años sacrificados para conseguir este sueño, que por fin están allí para cumplirlo. La verdad es que si me pongo en el pellejo de gente así me siento bastante insignificante y poco merecedora de este premio, pero supongo que esto es así, algunos somos afortunados de conseguirlo a la primera, aunque sea con todo el esfuerzo del mundo, y otros aun mereciéndoselo igual, no lo consiguen de la misma forma y su sacrificio tiene que durar un poco más de tiempo. Si es verdad, que si yo estoy contenta, no puedo imaginarme la felicidad y la gran satisfacción que tienen que tener dentro las personas de las que estoy hablando, de modo que se vuelve a confirmar el que cuanto más esfuerzo invertimos en algo, mejor nos sentimos al demostrar que podíamos conseguirlo. Con esto quiero animar a todo aquel que ahora se vea envuelto de nuevo en esta aventura a seguir luchando, porque lo acabaréis consiguiendo y entonces, veréis como todo ha merecido la pena con creces. También a todos los que tienen miedo porque sea la primera vez que se enfrentan a este reto, seguid hacia delante, mirad atrás solo para coger impulso y no escuchéis a las malas lenguas que os digan que es una locura, que es imposible y que no lo vais a conseguir. No podemos olvidar que es complicado, pero tenemos que ser conscientes de que es humanamente posible, que no hay que ser ningún superdotado y que con constancia, esfuerzo y motivación lo podemos conseguir, ¡que lo vais a conseguir!.

A estas alturas puedo decir que seguro que voy a escoger la especialidad de obstétrico-ginecológica. No estaba segura pero tras mucho darle vueltas a la cabeza creo que es una especialidad muy bonita, que me va a llenar mucho y con la cual me voy a llevar experiencias maravillosas; además tiene buenas salidas laborales así que bajo mi opinión es un todo en uno jeje. Por supuesto el resto de las especialidades son todas bonitas, ¡yo por mi las hacía casi todas! jaja, y hablo en serio, prácticamente todos los programas formativos que he ido viendo tienen cosas muy chulas que me llaman la atención, pero ya estoy decidida por una y no voy a cambiar más de opinión porque me voy a volver loca al final, solo me queda saber a qué ciudad me voy a ir y mi futuro durante dos años estará ya por lo menos medio marcado.

Os escribiré que tal va la elección de plazas, la ciudad, el ambiente, como se vive todo aquello... así cuando vosotros estéis en la misma situación (porque lo estaréis), tendréis al menos una ligera idea de cómo será cuando seáis vosotros los protagonistas :). Por supuesto escribiré más adelante experiencias de la residencia, que creo que especialmente los futuros interesados en la matroneria lo van a recibir con los brazos abiertos.

Un saludito a todos y ¡¡nos vemos en la siguiente entrada!! ^^ Besitos y que tengáis buena semana: buen inicio de estudio a los futuros resis y buenos turnos a los trabajadores.

Recordad: 



jueves, 12 de marzo de 2015

Enfermería, la gran desconocida de la sanidad.

¡Hola a todos! Llevo varios días dándole vueltas a la cabeza sobre este tema, y me he dicho, voy a hacer una entrada y a ver si soy capaz de expresar lo que siento al respecto.

En general es un tema que se está empezando a poner de moda, y debo decir que estoy especialmente contenta por ello, porque al fin los propios enfermeros se estén moviendo para avanzar. Vemos a muchos que luchan bajo el lema #EnfermeríaVisible, muy visto en redes sociales, otros que reivindican desde sus puestos de trabajo, desde otros blogs...y yo me uno a través de este.

La pregunta del millón es, ¿por qué una profesión que trabaja conjuntamente con tantos otros profesionales de la salud, tantas horas junto a ellos, con un trato tan directo y continuo a los pacientes, tan sumamente importante dentro del equipo...es tan poco conocida? ¿por qué casi nadie sabe lo que hacemos, y cómo lo hacemos?. Creo que lo que estoy planteando es bastante más difícil de responder de lo que parece, y no tengo la respuesta, pero me lanzo a hacer conjeturas y a hablar sobre ello.

Me da mucha tristeza que nuestros compañeros no hagan el mínimo esfuerzo de conocer nuestro trabajo, de saber que va más allá de hacer una analítica o tomar una tensión, que trabajamos con las respuestas humanas ya sea en situación de enfermedad o en situación de salud, y que aún hay más, saber que nuestra propia disciplina cuenta con su propia taxonomía con las que elaborar los diagnósticos enfermeros (sí, existen), los planes de cuidados al completo, y que tenemos un rol independiente y otro de colaboración (no de "la enfermera me ayuda", "vamos a ayudar al médico", no hablamos de lo mismo). Si nosotros para tratar a un enfermo necesitamos saber que patología tiene (léase CIE-10, del cual tenemos bastante más conocimiento de lo que muchos piensan), ¿por qué ellos no se les enseña a tratar teniendo en cuenta las respuestas humanas? ¿por qué no conocen los diagnósticos enfermeros que para eso están, y para más inri, ni siquiera saben que nosotros los utilizamos?. Creo que al igual toda enfermera que se precie debe conocer mucho sobre medicina, todo buen médico debe conocer sobre enfermería, porque con personas tratamos y no con enfermedades andantes.

¿Sabéis? creo que se nota que este tema me enerva un poquito, pero ahora hablo más bien desde la pena más que desde la indignación. Me da lástima realmente que todo quede reducido a un tópico, a un "el médico sabe, el médico manda", y que no sepamos abrir fronteras, abrir nuestro entendimiento. Conocido es que nuestros compañeros, especialmente, son mucho más valorados que nosotros (esto es así), ¿pero que ni nosotros mismos hagamos nada para cambiarlo?. A ellos les educan así desde la misma facultad, no los culpo, ni a la sociedad, a ellos se les ha metido siempre entre sien y sien la misma historia, pero ¿nosotros?, ya era hora de que nos levantáramos a luchar por lo que es nuestro. Si hemos estado dormidos mucho tiempo ahora ya no importa (aunque no dudo que mucha gente ya llevara muchos años luchando, al igual que no dudo que todavía haya mucha gente que no mueva un dedo), tenemos de nuestro lado nuestros conocimientos, nuestros actos, demostremos allá donde vayamos que un enfermero que sepa mucho no es casi un médico, y que un enfermero normal no es un practicante o un ATS, basta ya de estancarse. Desde 1977 dejamos de ser practicantes para ser una disciplina propia universitaria, con un cuerpo de conocimientos propio; desde 1982 tenemos nuestras propias taxonomías, unos diagnósticos que solo nosotros podemos hacer...creo que ya es hora de hacer cambiar al mundo de mentalidad, creo que ya ha pasado suficiente tiempo como para que la sociedad nos conozca, y más aún si cabe, los profesionales que trabajan con nosotros codo con codo.

¿Por qué pasa todo esto? Pues imagino que la causa es multifactorial, relación de la mujer a la enfermería, la cual siempre ha estado supeditada al hombre, con pocos recursos para estudiar, medicina en alza, poca evidencia científica, continuos cambios que la sociedad no ha percibido...y mil cosas más. ¿Por qué todavía no ha cambiado? Ahí tenemos más parte de culpa, y ahora que estamos embarcados en ello, continuemos, no paremos por miedo o por lo que dirán. Las cosas pueden cambiar :).

No se si estaréis de acuerdo en algunas cosas que he ido diciendo, y la verdad es que me encantaría escuchar vuestra opinión al respecto. No soy ninguna especialista en estos temas, así que espero no equivocarme demasiado, pero intento hablar desde lo que conozco con sentido común, y siempre desde el mayor respeto a todas las profesiones.

Sin más, nos vemos en la siguiente entrada amigos, solo espero que esto nos anime a todos a no tirar la toalla y a reflexionar un poco. Para cualquier cosa que queráis decir, o preguntar, ¡aquí estamos!. Sed felices, ¡¡un saludito!! :)




miércoles, 4 de marzo de 2015

Números de orden, ¡la cosa se pone seria!

Hooola a todos de nuevo! :D Después del júbilo de conocer el soñado número de orden y estar dentro de esos 959 de este año, toca otra parte complicada que es la de elegir destino. Este es un momento duro, pues hay que tener en cuenta muuuchas cosas para elegir correctamente; siempre existe el miedo de equivocarse de unidad, de ciudad, pensamos en la lejanía, en la gente que dejamos, y en un largo etcétera donde incluimos otra parte clave, qué especialidad escoger. Algunos lo tendrán muy claro, todos conocemos a gente que se presentan al EIR por una especialidad en concreto, otros lo tienen claro pero no un número que le asegure hacer esa especialidad, otros no lo tienen claro pero tienen buen número... y ahí nos podemos llevar todo el día, porque cada uno tiene su situación propia y diferente. Lo que si es verdad es que sea como sea, un buen número de opositores en estos momentos se estará comiendo la cabeza con este tema. Muchos desde que veíamos venir que íbamos a tener plaza ya estábamos echando un vistazo a las distintas unidades docentes situadas en las ciudades que más nos llamaban la atención, pero ahora que es seguro ¡podemos ver internet echando humo! jaja. Actualmente es una fuente que no siempre se le puede calificar como fiable, pero si la más fácil de utilizar, y en estos casos la verdad es que viene de lujo para ponerte en contacto con residentes de otros años, ver opiniones respecto a docencia, a hospitales, e incluso al nivel de vida de las distintas ciudades... Os voy a poner algunas páginas que me han ayudado a mi a la hora de elegir mi destino (iré editando si veo una que se me ha pasado o alguna nueva que sea útil). Igualmente os paso también la página del ministerio donde aparecen los correos y los teléfonos de las distintas unidades docentes por hospitales, por si no sabíais que existía y creo que os puede venir bastante bien para evitar desplazamientos :).

http://www.posteir.es/hospitals/list

http://sis.msssi.es/fse/PlazasOfertadas/PlazasOfertadas.aspx?MenuId=IE-00&SubMenuId=IE-10&cDocum=


http://sis.msssi.es/fse/CentrosAcreditados/CentrosAcreditados.aspx?MenuId=QE-00&SubMenuId=QE-04&cDocum=

http://www.costedelavida.com/

http://www.numbeo.com/cost-of-living/

http://www.tablonenblanco.com/smf/index.php?board=6.0


Por otro lado, os voy a dejar el enlace a este famoso blog donde estamos haciendo una lista de preferencias para poder orientarnos sobre la especialidad a la que podremos optar una vez llegue el día. No es nada seguro pero siempre ayuda, sobre todo para los que no tengan muy buen número, que son los que por desgracia van a estar más perdidos y sobre todo más nerviosos jaja. Igualmente ese foro está muy bien para buscar información sobre temas muy variados, a mi me ha servido, así que os lo recomiendo ;)

http://foro.comadronas.org/

[Edito] 
Añado esta página que está muy currada para poner también el número de orden, especialidad y localidad deseada. ¡Es incluso más cómoda!

http://www.dcasal.es/eir2015/


Llegamos al final de la entrada, gracias a todos por invertir un poco de vuestro tiempo en leer lo que escribo, ¡espero que sea de vuestro gusto y que os ayude! Muchos besos a todos esos amantes del mundo enfermeril ^^

martes, 3 de marzo de 2015

El primer día de tu vida como residente

Esta noche como sabéis, han salido al fin los números de orden de los EIR presentados, y yo no puedo estar más contenta con mi resultado final, soy la número 6, ¡como que es mi número favorito! :D Que de sensaciones tan variadas estamos viviendo ya, no me quiero ni imaginar las que nos quedan por vivir. Vivo en mi montaña rusa de sentimientos desde que pasó el día 31, pero aún más desde que el ministerio lanzó el pasado medio día la posición de los 10 primeros. Yo no lo había visto pero una amiga me lo mandó, al ver que yo aparecía ahí pude sentir al fin ese alivio del que hablan al saber que ya estás dentro, que una plaza es tuya. Por un lado está la felicidad de saber que vas a emprender el camino de enfermera especialista, de vivir una experiencia nueva, en un sitio nuevo, gente nueva...por otro está el miedo a lo desconocido, a ¿sabré hacerlo?, ¿qué pasará después?, ¿como será la unidad?... pero lo cierto es que llegado el momento todos sabremos sacar las castañas del fuego, y también es conocido que la mayoría de las preocupaciones que tenemos en la cabeza no llegan a ocurrir nunca, por lo que unidos vamos a espantar a ese pajarraco que revolotea para darnos la lata y a olvidarnos de los afanes, ¡que hay que disfrutar de todos los momentos! :)

Creo que vamos a necesitar unos diitas para ser capaces de digerir tanto cambio, tantas cosas nuevas por vivir, por aprender, por disfrutar, y también por sufrir...pero siempre para volver a levantarnos sabiendo un poco más que antes; es el momento de vivir y aprovechar esta nueva etapa que ya tocamos no con la punta de los dedos, si no con la palma entera ya, notamos hasta de qué fibra está hecha, y ¡que suave es!.

Tengo que dar mi más sincera enhorabuena a todos aquellos compañeros que lo han conseguido, mejor o peor se han hecho un huequito entre las escasas plazas y ahí están, y darán el callo como el que más disfrutando de la especialidad que quieran o puedan escoger. Sea cual sea de todas se aprenderá, y espero que todos nos acabemos enamorando un poquito más de la enfermería y de todos los rincones que aún le queda por mostrarnos. El esfuerzo tan grande que hay que hacer para formarnos tal y como nos merecemos, como debemos, compensa con creces todo lo que llegaremos a aprender, estoy segura. ¡Qué alegría da saber que será así!.

Me gustaría dedicar también un pequeño espacio para aquella mayoría que no ha conseguido el sueño que se había ido labrando poco a poco, lo siento de corazón y tengo mis mejores deseos para todos vosotros. Recordad, que el que no arriesga no gana, y que ya sois todos unos campeones por haber llegado a donde lo habéis hecho. Los sueños hay que perseguirlos, y como decían en la famosa película "Hazlo, o no lo hagas, pero no lo intentes", y vosotros lo habéis hecho, si señor. ¡Ahora arriba y a seguir luchando! Os esperan muchas aventuras, y si queréis que la vuestra sea llegar a ser residentes no desmayéis, porque la perseverancia es la base del éxito. ¡Mucho ánimo chic@s! ^^

Me despido con una fotito que me recuerda todo lo que he luchado por llegar hasta aquí, ¡¡gracias a Dios y a todo el esfuerzo puedo decir a viva voz que ya soy R1!!


Mi pequeño desastre estudiantil

martes, 24 de febrero de 2015

¡¡Impugnaciones al poder!!

Hoooooola a todos de nuevo!! Esta vez venimos a presentaros un nuevo éxito, del director de "corregimos como queremos porque podemos" nos presentan "impugno al boleo". De las dos que ya salieron impugnadas directamente han añadido 5 más a la lista (la pregunta 12, 18, 66, 131 y 170 de la versión 0) más dos preguntas que han cambiado de respuesta (la 88 y la 126 de la VO) que podréis ver directamente en las respuestas correctas de la propia web del ministerio.

Como aquí hemos venido a opinar y dar un punto de vista crítico, voy a dar el mío. ¿En manos de quién estamos?, ¿realmente son enfermeros cualificados los que ponen las preguntas y las respuestas?, ¿es justo que un examen de este calibre parezca ser medido al antojo de a saber quiénes y para quiénes?. Son las preguntas que me hago ante la indignación de este examen EIR. No trato de poner en juicio el conocimiento de nadie, solo busco una forma de entender porqué es tan difícil que un grupo de personas realice un examen justo y lo corrijan de la misma forma. Es insultante que a estas alturas se infravalore tanto la creciente necesidad de enfermeros especializados, nos presentan esas ínfimas plazas como si de un regalo se tratase para repartir entre tantos enfermeros deseosos de conseguir su especialidad, que en su empeño derrochan su tiempo y dinero en ello para que luego, por desgracia para muchos de ellos, queden de nuevo en la calle, con muchos conocimientos dirán, pero sin poder desarrollarlos como se debería gracias a un sistema como el que tenemos. Como no es suficiente con todo esto la cosa se complica aún más, viendo en los exámenes preguntas sacadas del baúl de los recuerdos (incluyendo algunas impugnadas otros años), y correcciones que hay que hacer un croquis para ver por dónde cogerlas. No obstante si esto parece ya para llorar, tenemos unas benditas impugnaciones que cada uno de los opositores solicita dando su argumentación, pues bien...parece ser que este año la cosa va de pérdidas y equivocaciones porque, no creo que se hayan detenido mucho a leerlas; nos hemos encontrado preguntas que son como "¿pero quééé?", no han impugnado preguntas bien claras y dudosas y han quitado del medio otras bien claritas, más las que han modificado la respuesta que también son para echarles de comer a parte...

Por lo que he ido leyendo hay más de uno/a que estará de acuerdo conmigo. A aquellos a los que les haya venido bien deciros que me alegro mucho por vosotros, pero hay que reconocer lo injusto de la situación para la mayoría. Y para finalizar me gustaría reivindicar la necesidad de unirnos todos los enfermeros, hacer una piña y luchar por lo que es nuestro, por una profesión más justa para todos y no solo para unos cuántos escogidos. No paremos de luchar porque solo así, unidos y constantes conseguiremos el cambio.

Sin más, ¡hasta otra entrada donde espero tener mejores noticias y menos quejas! Siempre desde el respeto e intentando no ofender a nadie, ¡¡un saludito a todos!! :)

domingo, 22 de febrero de 2015

Qué hay al otro lado del EIR

Como os comenté, ahora me propongo contaros ese lado amargo que es el Post-EIR. Aun estoy enfrascada en él así puede que vayan sucediendo cosas nuevas y el ministerio quiera seguir sorprendiéndonos, quien sabe jeje, en cualquier caso os voy a explicar lo que he ido viviendo hasta ahora.

Lo cierto es que hay compañeros que lo están viviendo mucho peor que yo, ya que según las aproximaciones de distintas academias tengo un número de orden bastante bueno (¡¡Que alegriaaa!! ¿Veis como la recompensa también llega? ¡Merece la pena luchar!) así que estoy como quien dice "más tranquila" y no os puedo transmitir del todo el nerviosismo que tienen otros por desgracia. No obstante os comento también el proceso: la noche en la que nosotros por fin podemos dormir tranquilos, las academias suelen pasársela corrigiendo el examen para dar una posible planilla y así darnos una idea de cuantas netas tenemos y qué posición podríamos tener respecto al resto de opositores que introduzcan también sus datos en las plataformas. Esto es de agradecer porque, aunque haya mucha gente que no los introduce por ese miedo que hay a enfrentarse a unos resultados que pueden no ser buenos tras tanto esfuerzo, hay gente como yo que incluso con todo el miedo del mundo no se puede resistir a aguantar una semana esa incertidumbre de saber cómo ha salido todo XD. Yo no fui de las primeras, cuando los metí ya habían 2000 exámenes más así que podía hacerme a una idea, pero ya os digo que hay muchos pasos más que hacen que ese resultado varíe increíblemente. 

A la semana, el 9 de febrero, salieron las plantillas provisionales del ministerio, y los tres días siguientes serían los que podíamos utilizar los opositores para impugnar las preguntas que consideráramos oportunas. Ya solo con la plantilla oficial los resultados fueron distintos, gente con más netas de las que le daban, algunos con menos, movimiento en los posibles números de orden... Respecto a las impugnaciones es un "rollo" monumental, aunque menos mal que por los foros la gente se va ayudando y pasando bibliografía y el proceso se hace más ameno. Siempre está bien ayudar y más aún cuando el trabajo en equipo quita tantos quebraderos de cabeza jeje.

Entre una cosa y otra, me gustaría comentar también la aparición de "filtraciones" en el examen, y dicho sea de paso cómo han jugado con los sentimientos y el esfuerzo de todos. A falta de un rumor, este año han aparecido dos, uno en una página que supuestamente antes del examen decía qué preguntas iban a caer y otro más adelante que decía que la madrugada del mismo día del examen, éste estaba subido en la propia página web del ministerio. Hablaban incluso de impugnación del examen completo. En definitiva, ambas cosas se han acabado desmintiendo, y sinceramente espero que ninguna de ellas sea verdad. Es natural y comprensible que el ambiente haya quedado aun más crispado entre todos los opositores, y la verdad es que no hay derecho a jugar con el trabajo y la ilusión de las personas de ese modo. Por el momento no hay más novedades, así que supongo que asunto habrá quedado ahí ;) (eso espero).

Ahora prosigo. Para mi sorpresa, el día 16 el ministerio manda un correo a los opositores con el número de pregunta y de respuesta que las máquinas que utilizan han leído de nuestra hoja de examen (la verdad es que desconocía que esto lo hicieran :S) y para no tan sorpresa nuestra, ¡casi todo el mundo ha tenido errores de lectura en su planilla! madre mía...si es que no nos dejan descansar. Imaginaos el caos que se está formando, ya es bastante duro conseguir una neta como para que encima te quiten las que tienes bien. En fin, tras muchas quejas, cartas al ministerio y peticiones de firmas por vía telemática hemos conseguido que vayan a revisar no solo los exámenes EIR si no todos los -IR (ya que por una vez no se han equivocado solo con nosotros :P).

Ahora andamos a la espera del día 27 de febrero donde se supone que nos darán ya el número de orden provisional, esperemos que en una semana consigan hacer de nuevo todo el trabajo que antes han tardado bastante más en realizar (y no con buenos resultados, todo sea dicho). Solo nos queda esperar y tener paciencia. ¡Ánimo compañeros, que ya queda poco! :)

Hasta el siguiente post donde intentaré no extenderme tanto, es que me lío a escribir... y cualquiera me para jajaja ¡¡un saludito!! Ahí lleváis otro mensajito positivo para la espera :) 


viernes, 20 de febrero de 2015

Estudiar el EIR, y salir ilesa

Por el título podréis ir imaginando de qué va el asunto...y si, la salud mental se va viendo deteriorada con el paso del tiempo a la hora de estudiar para un examen tipo oposición como lo es el EIR (Enfermero Interno Residente, para el que no esté familiarizado jeje). Meses y meses estudiando sin parar hasta que llega diciembre-enero y te quieres morir. Cada vez te parece recordar menos y hacer las cosas peor, ni siquiera recuerdas haber estado tantos meses estudiando, te preguntas, "¿en serio llevo desde marzo con esto? cualquiera lo diría..." (no se si soy la única que lo ha pensado, pero yo es que suelo dramatizar mucho en estas circunstancias), en definitiva, llega el caos a la mente y da la impresión de que en cualquier momento vas a explotar, vas lanzar los libros contra la pared y a salir corriendo por ahí como cual loca psicótica. Pero tranquilos, ¡no os asustéis! como ya iréis sabiendo esto es una montaña rusa, y afortunadamente no todos los días se tienen esos pensamientos, ¡no os dejaré con el mal sabor de boca! ;). Sin más empezaré a contar mi experiencia desde el principio:

Era una tarde oscura y gris de verano...(?). Va ahora en serio. Era una chica de 4º de grado de enfermería, que ocupada entre mil trabajos, seminarios, tutorías y prácticas se encontraba como casi todos los estudiantes en la situación actual en la que nos vemos envueltos: planteándome que sería de mi el día de mañana cuando acabase la carrera. Entre las opciones que barajaba, se encontraba el irme a trabajar fuera (muy a la orden del día, ¿verdad?), encontrar trabajo en un centro, preferentemente concertado para tratar de coger algún puntillo que otro, apuntarme a un máster, un experto...o hacer el EIR. Está claro por qué opción me acabé decantando, así que sin más dilación os voy a comentar cómo ha sido mi año una vez metida de lleno en el famoso EIR. Para comenzar mi propósito es ayudaros, ya que soy alguien muy corriente y seguro que este tipo de cosas se os han pasado por la mente a la hora de estar estudiando algo así, y como siempre vienen bien unos consejillos a tiempo para aquel que quiera recibirlos, con la mejor de las intenciones ahí van.

Ya tenía decidido que mis próximos 11 meses iban a estar dedicados a la preparación del EIR, me apunté a una academia con el fin de encontrar la ayuda necesaria para la preparación porque andaba bastante perdida en el asunto, y me lancé a la piscina. Desde el mes de marzo empecé a acudir a clases y a hacer los simulacros que marcaba la academia, pero nada más, ¡estaba hasta arriba acabando 4º! y eso me agobiaba mucho porque veía que había gente que iba a llevar varios meses por delante mía, no obstante ya os digo que la preocupación era en vano, los que estéis en esa situación no os preocupéis porque ese tiempo está siendo invertido y con un poco de esfuerzo y tiempo enseguida os podréis poner a la altura de los demás o incluso más arriba (ya dependiendo del hábito y de la constancia de cada persona). Antes de lo que me hubiera gustado ya estábamos en Julio, con mi TFG al fin aprobado y el título de Graduada en Enfermería bajo el brazo; pero comenzaba otra batalla, sentarme día a día delante de libros, apuntes, desgloses... durante los 7 meses restantes hasta el susodicho 31 de enero de 2015.

Durante estos meses hay que tener muy en cuenta que no todo puede ser estudiar, al principio te ves con ganas de sabértelo todo YA (agonía modo On), y eso es un error. Como ya escucharéis esto es una carrera de fondo, y lo que realmente sirve es mantener la constancia de estudiar día a día sabiendo reservar un trocito de nuestro tiempo para hacer algo que nos despeje la mente (ya sea ejercicio, quedar con los amigos, ver una película, dar una vuelta...al gusto). A mi personalmente salir a correr me despejaba muchísimo, después de un día de estudio donde muchas veces acababa saturada y con pensamientos negativos, salir a correr me liberaba esas hormonas que tanto escuchamos hablar y volvía a mi casa como nueva. Los domingos también me los tomaba libres, hay gente que no hace eso, bien porque prefiere estudiar todos los días pero menos horas, o porque está trabajando y necesita repartir su tiempo de otro modo...en mi caso me podía permitir estudiar de lunes a viernes, sábados clases y domingos de relax, ¡y la verdad es que me iba muy bien así!.

Llega septiembre, salen las convocatorias, toca un lío de papeles para arriba y para abajo (que después no es para tanto tranquilos, pero maaadre mía, en nuestra mente todo lo que sea no estar sentado en una silla supone una pérdida de tiempo y su consiguiente agobio XD), y cuando por fin queda todo entregado, por primera vez empiezas a verte más cerca del día "X", a sentir que es cierto, que estás estudiando para ese único día, que estás metida de lleno, y es entonces cuando ese cosquilleo inunda tu estómago. Pronto se hace menos acusado y todo vuelve a la normalidad (aunque un poco más susceptible y más tenso que antes, todo sea dicho), esa montaña rusa de sentimientos que es este periodo, un día te comes el mundo y al siguiente no lo vas a conseguir porque eres más torpe que el resto de los 17.000 o los que sean que se presenten. No os comáis la cabeza, ¡¡estáis luchando y lo vas a conseguir!! porque os lo merecéis y porque todo esfuerzo tiene su recompensa; mantener este pensamiento positivo es clave para el éxito también ;) ¡¡mucho ánimo campeones!!.

Nos trasladamos directamente a diciembre, en concreto a mitad de diciembre, época de fiestas y época en la que empieza la tercera y última vuelta, ¡que poquito faltaa! :O. En esta vuelta hicimos un ultra-repaso de todas las asignaturas, había asignaturas que teníamos que repasar en un solo día, algunas que eran más largas para las que teníamos dos...y así. Si unimos los nervios que ahora sí que aparecen casi todos los días, a la cantidad de horas estudiando y la cantidad de cosas que hay que recordar, a las fiestas, gente saliendo...y tú en casa, podemos llegar a la fácil conclusión de que no es una buena combinación XD. Pero tooodo pasa, y tooodo llega (que socorridas son las canciones :P), y cuando te quieres dar cuenta estás a día 30; Dios mio, ¡queda solo un día!, ¡me voy a hartar de estudiar todo hoy porque mañana es el examen!...¡¡¡errooooor!!! Yo solo utilicé la mañana para hacer un mega-ultra-repaso de las cosas que solía olvidar (tipo escalas, valores de nutrición o de proteínas plasmáticas, tratamientos, alguna enfermedad, algún nombre raro, etc.) y por la tarde libertad, cero estudios, cero libros. Esto os lo van a recomendar allá donde vayáis, porque lo cierto es que aunque parezca una pérdida de tiempo, hacer lo contrario sería contraproducente. Salí a la calle con mi novio y dos amigas, empecé a ver comercios nuevos, algunos habían cerrado...lo típico cuando te vuelves un zombie antisocial XD, y bueno, tras una noche peleándome por dormir, ya podía ver en el calendario ese esperado día 31.

Qué decir que no sepáis ya...es un día de muchos nervios, hay que conseguir mantener la calma, pensar en positivo, dejar a un lado la hipotética "mente en blanco" que nos creamos nosotros mismos y disfrutar de todo momento. No cometáis la locura de drogaros a benzodiacepinas o tomar 20 valerianas si no estáis acostumbrados a tomar nada, mejor nerviosos que con bradipsíquia XD. Las 4 horas y media que dura el examen pasan volando y por fin, todo acaba. La mayoría sale pensando que le ha salido mal, así que no os preocupéis porque no hay correlación entre el sentimiento post-examen y el verdadero resultado (dicen que cuanto peor crees que te ha salido, mejor nota sacas, aunque por desgracia no siempre se cumpla jeje). Ahora solo queda tiempo para descansar, recordar la cara de tus amigos que tenías abandonados, salir a la calle, arreglar el desastre de habitación que probablemente haya quedado, y un largo etcétera. Sobre el post-eir también hay una parte más "amarga" que os contaré en otro post, pero que sin duda merece la pena pasar si al final te está esperando la mejor recompensa :).

En definitiva, si algún consejo práctico os puedo dar, es que disfrutéis en todo momento de lo que estáis haciendo. No os toméis este periodo como un suplicio, si no como un trabajo más, estáis estudiando lo que os gusta, estáis aprendiendo día a día un poco más sobre vuestra profesión y eso es muy bonito y gratificante. Vais a hacer uno de los esfuerzos más grandes y vais a llegar a tener el mayor volumen de información que probablemente lleguéis a tener en la mente en vuestra vida, y eso ya es logro suficiente como para que merezca la pena. Habrá momentos más buenos y los habrá más malos pero de todos se aprende, disfrutad porque luego aunque parezca mentira ¡hasta se echa de menos! jeje. Sois grandes enfermeros solo por intentarlo, por creer que sois capaces, porque todo éxito comienza en la mente, y luego solo queda pasar a la acción.

Espero que os haya servido al menos como orientación, si alguna duda ronda vuestra mente no tenéis más que escribir y os contestaré con la mayor brevedad posible. ¡¡Un saludito y besitos a todos!! :) ¡Y que el EIR no pueda con vosotros!